Archivo

viernes, marzo 30, 2007

Sucesores


Ahora que el mundo sabe que Hedi a sido sustituido los blogs de moda y las fashion magazines apuestan por nombres, ideas e inspiraciones para Dior Homme. Pero, la salida de Hedi era un hecho constatado no sólo para Dior ya que, cualquier fashion addict podía haberse percatado de las ansias de libertad del icónico diseñador de la corbata estrecha y el slim fit skinny para siempre en el armario femenino. Si sus modelos sacaban bandas de luto era porque las campanas de víctima sonaban y retumbaban en los oídos de un ya aclamado Hedi. Pero con el nuevo director creativo de la maison, Kris Van Assche, parece que todo está asegurado, la precolección que ah enseñado al consejo de Dior ha sido novedosa y digna de ver aunque con es punto nostálgico y reinterpretativo que, todos los diseñadores apuestan en su primera colección para una maison.


Algo así como no querer dar un giro a la “política” del anterior director con esas notas Tim Burton que Kris tiene para sus diseños y, ese aire místico que envuelve la pasarela en una neblina que te transporta a la Inglaterra temerosa de El Destripador ¿Impacientes? Algunos desolados pero, seguro que lo superáis. Pocos apuestan por el dúo de enfant terrible + mítica maison pero al final, el estilo irreverente, místico o romántico de los nuevos talentos es el que conquista a la crítica y al público de la séptima fila del backstage ya que Ghesquiére se ha tornado en el it-boy de las maison, en el codiciado de codiciados y es que tanto reinterpretando con su nuevo talento o imprimiendo ese espíritu irreverente y cotizado el ego de la pasarela parisina siempre exultante y atractiva.


Pero no todas las casas tienen un futuro tan prometedor porque sus diseñadores ya están en edad de despedirse como hiciera Monsieur Saint Laurent, es decir, a lo grande y no pasando por el bochorno del cansancio y la reiteración en la que algunos caen y que, mantienen con aplomo amparados en la trise excusa de ¡Las ventas se mantienen! Pobres! Es que de logos no vive una casa…. Dicen las lenguas ( no sé si buenas o malas) que Karl ya tiene sucesor y es un francotirador de emblemas, un nuevo reducto de estilo para rescatar a una acartonada Chanel: Marc Jacobs se recupera, inicia una nueva vida y comienza el fashion year con proyectos cruciales como: ¿sucesor de Karl Lagerfeld? Yo afirmo que su nombre pulula en el horizonte del puesto del nuevo director creativo de Chanel o sea, quien mueve la batuta de la moda. ¿Fue acaso LV su prueba como Givenchy de Galliano?

Pero, ¿y si no hay sucesor a la vista? Esto es como la ruleta rusa, ¡Hagan sus apuestas! Caen los peones de Valentino, Armani u Óscar pero ¿dónde están los alfiles? ¡Hagan juego caballeros!

miércoles, marzo 28, 2007

Dictar...


Hay quien dicta tendencias y quien dicta sentencias. Karl Lagerfeld es un verdadero dictador de tendencias: él sentencia y el resto del universo le sigue, con independencia de su sus dictamines están de plena moda o no. Todavía quedan (grandes) reductos de los que creen que la gran obra de Karl es pasarse 25 años reinterpretando los básicos Chanel y aún así vender. Por ejemplo, si hablamos de Galliano o Marc Jacobs hablamos de verdaderos talentos que, temporada tras temporada consiguen inventar, crear, innovar y aún así, dictar tendencias: estampado liberty con aires vintage y delicadeza 40´s o, la esencia oriental más chic ¡deconstruimos el kimono con éxito!


¿No os llama la atención que la inspiración de todos los diseñadores, en una temporada, es la misma? Pues muy sencillo, dictando. Es cierto que ayudan los fitings, las pruebas, los coolhunters (guiño personal) y el equipo de cada “maison” pero, la moda es cíclica y los revivales son, la esencia de cada temporada. Y, repito y proclamo, una cosa es reinterpretar y otra inspirarse. En fin, que todos sabemos que en primavera los estampaos florales, el estilo navy y los tonos pastel arrasan de la misma manera que, sabemos que Valentino tiene un color icónico: el Rojo Valentino o que Theyskensen se encuentra más cómodo en el gótico chic que en el shopping addict, todos sabemos que Anna Wintour prefiere delgadas y aunque lleva dedicando dos portadas a las curvas sinuosas, ella sabe que sólo vale el “nunca ser lo suficientemente rica o lo suficientemente delgada” pero, tenemos que comprender que aunque las cadenas, los guateados y el tweed sean una constante no significan “tendencia”


Las tendencias lo son y ya está. Es vano intentar no disimular el hecho de que sólo los más capacitados triunfan y que, “o comes o te comen” o “arrasas o te arrasan” ni Donatella Versace prescinde de sus escotes y de sus melenas extralisas ni otros creadores de sus insignias de talento o distinción porque forman parte de la historia de la casa, de la maison o del mítico poder de un logo o una insignia. El 2.55 es a Chanel lo que el Spy a Fendi pero la diferencia de tratarlos, emplearlos y diseñarlos es notable. Uno se ha convertido en un elemento de la masa, la quimera de la séptima fila de los desfiles y, el otro es sencillamente un objeto de deseo por las fashionistas que reverencian Prada e idolatran Fendi pero, la diferencia es tácita; uno tiene ganado el prestigio y las ventas y no necesita un diseño o una publicidad para venderse pues su sólo nombre es sinónimo de moda, estilo y glam pero, Fendi necesita cuerpo, tecnicismo y talento y necesita a un director creativo que ame sus creaciones y que levante pasiones…


Karl es un genio y eso nadie lo discute. Director creativo de una de las marcas de moda por excelencia: Chanel, de una de las promesas italianas de lujo y exceso con la firma de Milán para Fendi y de la sencillez icónica y del poder totally black de New York con su marca propia Lagerfeld Gallery, por si fuera poco, el bien llamado kaiser es, además, fotógrafo repudiado y admirado por igual pero siempre solicitado y reputado pero, si además organizas las fiestas más cool y eres el confesor íntimo de las fashion celebrities más punteras del momento algo falla, y ese algo tienen nombre propio y el emblema más conocido del universo: dos Ces entrecruzadas que, ya son imposibles de diferenciar porque todas las colecciones son iguales entre sí. Además, hay que añadir que cada temporada en Chanel, el kaiser nos deleita con un nuevo must: que si brazalete dorado, que si short de pailletes, que si eyeliner dorado…


Pero no neguemos la evidencia. Todos los diseñadores apuestan por un emblema para cada colección que les una y les haga más fuertes, este año le ha tocado el turno al amarillo pero, para el invierno la sofisticación Verónica Lake es el must. Una tendencia icónica lo es pero, cada maison, cada colección la despliega a su voluntad: para Lacroix el amarillo se convierte en un juego de princesas lánguidas y adolescentes que lo combinan en rosa metalizado; para Dior Haute Couture el amarillo es la fuerza que hace el vestido, para D&G el jaune toma tonalidades metálicas y dimensiones ochenteras y, Valentino el amarillo se torna de pálido y se convierte en el tono del cóctel y para Donatella el amarillo tiene guiños fueristas de cortes estéticos y ampulosos. Cada uno recupera el tono vibrante del pantone a su estilo pero todos con el común denominador de esa tonalidad reina y el espíritu de que el verano es color. Eso sí, una cosa es el espíritu vintage de las tendencias y otro, repetir hasta la saciedad un éxito que se vende. Y, sí, va por ti Karl.

domingo, marzo 25, 2007

Segundas Generaciones


Las casas de moda no son lo que eran. Y, eso es algo obvio se mire como se mire. Desde el mítico contrato entre John Galliano y Dior que supuso el inicio de los coqueteos entre las míticas maisons de moda y los enfant terribles de la moda. Desde Marc Jacobs para Louis Vuitton que podría tener titulares como: “Y con él llegó el escándalo” o, de Ghesquiére para un incesante triunfador Balenciaga. Pero, ¿cuándo se trata de la familia?


Pues el leitmotiv es Donatella Versace y su Maison italiana. La casa creada por Gianni Versace se ha convertido en una continúa portada sensacionalista que oscila entre el abismo y la quiebra y el éxito rotundo. El estilo de Donatella es muy comentado, desde las rubias platino metalizadas aprisionadas en trajes ceñidos de colores eclécticos hasta aquel espíritu supermodelo. Desde que la hermanísima llegó al poder, la casa tuvo que cerrar el atelier y dedicarse a la “fashion prostitución” o, los accesorios que el “común” de los mortales pueden acceder. Ahora y con un gran séquito creativo, la Más Grande ha triunfado, celebrities y pasarela se han rendido ante ella y, ahora los ecos del Atelier vuelven a sonar. ¿Versace Haute Couture? Coming soon…


Pero, si hay una generación de modistos que nos atrape es la de Ricardo Tiscci que con su última creación de “soldados metamorfoseados en sirenas” ha sido aclamado por la crítica pero, las ventas son otra cosa. Hay que aclarar que, Olivier Theyskensen es el nuevo enfant de la moda y es que su aire nostálgico y romántico triunfa en Ninna Ricci. De todas formas, la Alta Costura reclama nuevos talentos y el Pret á Porter aún oye el sonido de los stilettos de las modelos pero, ¿se nos agotan las ideas? De Karl no se puede decir que innove porque, jamás lo ha hecho simplemente se ha limitado a reinterpretar una y otra vez, en McQ, Alexander a escogido como nueva musa icónica a Kate Moss y ese aire vintage y fashion que ella tiene pero ¿Estamos cansados de los couturiers?


Obviamente, porque la calle pide celebrities. Que si Kate Moss para TopShop inmortalizada por Vogue con las prendas de su colección, que si Madonna para H&M con ese aire “Ambición Rubia” que siempre ha tenido o que si Kylie para la misma firma. Ya se sabe que Nicole Richie también se ha rendido a colaborar con un estilo más que Zoebot y, Sarah Jessica Parker ha ofrecido sus looks de Sex and City a una cadena más que democrática muy outlet de Cincinatty en los que, ella misma ha asegurado que vestía en aun de “esas vueltas a la infancia”. Pero ¿la esencia de las tendencias son los noventa? Ardua parece la labor pero el resultado nos evidencia que sí, si ya Gianni Versace apsotó por el look indie para la Campbell ahora es Miu-Miuccia Prada quien apuesta por los años 40´s para sus turbantes y los flecos indies para sus vestidos. Pero si en moda algo despunta, aparte de los rumores, son las Top Models que resurgen llegadas del letargo invernal a las pasarelas, a los objetivos y a las editoriales.

jueves, marzo 22, 2007

Vanidad Vs Fama



La Vanidad es esa cualidad que convierte todo lo que te tocas en un must. Se podría resumir en el yo-mi-me-conmigo pero, en el mundo de la moda, de una forma mucho más equilibrad y distinguida. Vanidad es, esa sensación que experimenta Ghesquiére en Balenciaga cuando bien reinterpretando, bien innovando, bien rememorando aquella cita de Warhol: I Want: Sell!Sell!Sell! es aplaudido por la crítica y el “gran” público. La vanidad puede convertirte, elevarte en el carismático emblema de la temporada o puede hacer que te caigas de ese pedestal que regentabas en tiempos pasados. La Vanidad es la cláusula del triunfo en los nuevos creadores…


La fama el azote de los consagrados. Ni de reinterpretaciones vive el hombre ni de la esencia de la moda: inventar e innovar. La moda, al fin y al cabo, vive de escándalos y rumores: que si Mischa Barton podría ser la nueva imagen de Pucci, que si Gaultier apoya a Madonna para H&M Loves Madonna.; los escándalos pueden convertirte en la marca más cotizada y comentada del panorama internacional como a D&G y su polémico “porn chic” que ya explotó hace años y que, obviamente, no estamos preparados a afrontar (de nuevo) una década después. La fama convierte las colecciones en mediocres que parecen consagradas por editoriales de moda que creen que lucir el logo Chanel avala la producción. (¿Cuándo aprenderán? Me pregunto desesperadamente y de forma retórica…) No Karl, el tweed no es un must y, por mucho que te empeñes, que la colección se venda no es sinónimo de que sea una verdadera tendencia o una de esas colecciones que se recordarán.


Desde luego, ambos espíritus son la esencia de la moda, Claudia era la mejor porque lo sabía, lo sentía y lo demostraba ante al cámara. Galliano es el mejor porque inventa, crea y le alaban. Pero, el eterno dilema sería ¿Cambiamos el éxito por el talento? De todas formas, seamos sinceros, no importa cuánto talento tengas sino se te reconoce, no importa lo fabulosa que seas si nadie te lo confirma y no importa si tu colección es rompedora si no tiene un escándalo de por medio. Y es que os adoramos cabeceras sensacionalistas ya proclaméis Cocaine Kate y destrocéis una carrera, ya anuncies que la delgadez extrema ya no es el nuevo grito o maticéis el reinado de las tops.

¿Qué sería de la moda sin el cóctel explosivo de publicidad y talento?

lunes, marzo 19, 2007

Taconeos de Top


Si hay una Top de Tops esa es Claudia, siempre he sido Claudista y es que si hay una mujer cuyo nombre sea sinónimo de moda es Claudia. Musa de Karl para Chanel, primera rubia de la mítica maison francesa y niña mimada de Yves Saint Laurent pero, la top de oro fue la divina de la Alta Costura, la magnífica del pret a porter y el ojito derecho de Vogue Mundo. Reina de las pasarelas y sutil encanto femenino de la moda, magnífica y grande de las tendencias y es que la rubia mítica del mundo de la moda es demasiado.


Si cada época tiene su rubia, Claudia es la reina de la época divina de la moda. Sus curvas no eran las de una modelo y aquel calificativo de Chica Vitamina o Top Bombón era su segunda piel pero, es que Claudia tenía esa naturaleza erótica y salvaje. Chic y femenina pero a la vez magnética femme fatal y atractiva niña buena. Ese dualismo que tenía la rubia con más charme. Vilmente asesinada por aquella sentencia de Karl Lagerfeld a la que había sido su musa icónica más mágica: “Claudia ya no está de moda”, hizo que el Hurricane Claudia arrasara de la mano de Saint Laurent con aquellas colecciones de Couture en las que la Diosa hecha mujer cautivó, los básicos de Saint Laurent sobre su cuerpo eran la moda hecha humana y es que, desprende fuera, magnetismo y elegancia…


Pero si de grandes couturiers se habla hay que nombrar al último gran maestro de la aguja: Valentino quien, vistió a Claudia en aquel magnífico reportaje en el que su última colección de Alta Costura tomaba cuerpo en una bellísima Claudia quien paseaba con su Haute Couture como la diosa de la generación jean. La reina de la belleza irrefrenable, del atractivo mágico y del cuerpo deseado u anhelado por hombres y mujeres. La rubia que dictó los cánones estéticos de una década, la aletean que conquistó los peldaños de la escalera de la moda, la TOP model que dio nombre a las palabras Top y Musa y la mujer que cambió el mundo. Mágica diosa de la feminidad y cúlmen de la sofisticación y el glamour de una generación pasada y venidera que pone sus ojos en el espejo del pasado del que Claudia era la Reina del Mundo.

Cada vez repicotean más los tacones de la Top de Tops…

domingo, marzo 18, 2007

¿La Esencia de las Tendencias Son Los Noventa?


Dicen, y es verdad, que la moda es cíclica. En los 90´s bajo el legado de Gianni Versace los flecos arrasaban en la pasarela y en mundo del glam opulento de Versace. Pero es que Miu Miuccia Prada toma el relevo de aquel desheredado Gianni Versace que se ha convertido en un gran olvidado bajo la oxigenación de Donatella con sus bolsos de flecos, sus turbantes y sus minivestidos al más puro estilo Gianni. Ésta abandona el estilo golden exhibition y apuesta por la grandiosidad de la simplicidad aunque, eso sí, con turbantes de raso a juego: fucsia y lima son los tonos revelación de la temporada.



Aquel amarillo revelador de Gucci es la tendencia de la temporada. En Dior nos hemos encontrado con la piel teñida en el pantone más chic pero el antecedente es Gucci, con esas estolas de piel extralarge y esas mangas oversize. Un vestido de cuentas amarillas y doradas años 20´s combinado con sandalias verde lima. Y una naturaleza salvaje y fantástico como los complementos mas chic eso sí, lo mejor es combinarlo con un look block totally. ¿Reinterpretando?


Siempre ha habido musas icónicas para los diseñadores, pero si hay una de excepción es Claudia. Inauguradora de una época en la moda y diva de todas las campañas y del estilo pero parece que, la vuelta de las supermodelos es un hecho ya que, desde Freja a Sasha las tops del momento son las tops de la Vieja Escuela. Karl ha vuelto al dúo de top&designer que tan bien le funcionó en los 90´s aunque, el estilo de aquella rubia que conquistó las pasarelas de los 90´s es irrepetible. Algunas se encargan de desmitificar pero es que la atracción de Claudia, Naomi o Linda en aquellas fotos que miramos con añoranza es irrepetible y mágica, ¿volverán las grandes divas a la pasarela?

viernes, marzo 16, 2007

Satin Turbant


Los turbantes y los accesorios para el pelo son la tendencia de la temporada. Los turbantes de Prada se han convertido en el artículo revelación de una temporada plagada de combates por el nivel de must. Pero, si hay un accesorio triunfal que eleve a la mujer a la cumbre de la moda y del estilo, son los sombreros, los tocados y ¡los turbantes! Karolina Kurkova es la reina de las tendencias y, obviamente, los turbantes no se la resisten y menos si lo luce al nivel de tocado extrlarge combinado con un cuerpo de raso noir. ¡Perfecta! Y, combinado con ese aire que Miuccia Prada imprime a todos sus diseños, ¿Qué pasó esta temporada, Miu-Miuccia Prada? Aunque, esta vez, la elegancia y el estilo están presentes, cual espíritu, en este editorial.


Pero, el turbante no es un accesorio de ahora. De hecho, las mejores modelos posaron para los objetivos con ellos y creo que no hay imagen mejor que pueda plasmar que el turbante es un must que una instantánea de una modelo, totalmente desnuda, amparada en el humo de un cigarro y, únicamente, el turbante. Magnífica, maravillosa y chic aunque, con ese estilo femenino y étnico que tenían los turbantes pre-Prada ya que, ahora el lujo “turban” se convierte en el complemento ideal de las noches de elegancia en satén


Pero los turbantes no son el it-accesoire de la temporada ya que para Vogue eran un icono. Un turbante en tonos crema con frunces art decó combinado con ramas y mareas de perlas. El eyeliner, la sombra de ojos y el maquillaje excesivo contrastan con la sensualidad tímida pero totalmente femenina que imprimían los antiguos reportajes de La Biblia De La Moda. Pero el dictamen de los turbantes arrasa, 470$ lo merecen y su surtido de colores brillantes en satén es lo más. Lo mejor es apostar por el look Más Es Mucho Más y, obviamente, lucirlos al estilo Cool & Chic.

jueves, marzo 15, 2007

Una Vuelta Anunciada


Las supermodelos vuelven y, en todo su esplendor. Su vuelta estaba anunciada tras una década de modelos anónimas y casi adolescentes de mirada infantil y cuerpo andrógino cuya musa era Cocaine Kate, la diva de los tabloides y del trendy look. ¿Recordáis cuando se fueron? Ocupaban tabloides y rompían corazones aunque el lado oscuro estaba latente; unas proclamaban su egoísmo (¿Verdad, Linda?), otras se casaban y tenían dos hijos (Claudia, te declaro culpable) y otras no eran capaces de caminar por el catwalk sin Martines de por medio o de ocultar su violencia-asesina (Naomi Hit Me) y, era cuestión de fashion seconds el hecho de que una diva rompedora de cánones estéticos llegara y, Kate Moss arrasó.




Ahora están de vuelta y es que, Vogue nunca se equivoca. Aunque es un regreso anunciado porque, el “precio” de Kate-Cocaine-Moss llega al infinito y, la salud empieza a sonar tan fuerte como los últimos tacones y se convierte en la última tendencia del verano. Vuelven las Chicas Vitamina, arrasan las llamadas Top Bombón y son un must en las campañas. Roberto Cavalli para Just Cavalli ha abierto la veda con una divísima Eva Herzigoza enfundada en una campaña 80´s chic. Aquella portada marcó un hito, todas ellas como en aquel showroom de Dior en la época de Monsieur con una escalier y las Top de la Época sobre ella en totally white con aire elegante, femenino, sensual, etéreo y mágico del glamour de aquellos maravillosos años.



Ferragamo ha sido conquistado por esa voluptuosidad de Claudia pero, Gisele es la Diva, dívisima, del momento ya que, desde el Dictado de Rotfield acerca de chicas Sanas y la imposición del I.M.C el nuevo dictamen de moda es, indudablemente, la salud. Y es que demandamos moda saludable, healthy fashion y sensualidad carnal. Las nuevas divas son carnales y lujuriosas como Scarlett para Marc Jacobs pero, al final ¿no queremos todas una 36? Resignadas pero encantadoras, magníficas y, ¡delgadas! ¿O, no?

Eso sí, las supermodelos vuelven. ¡Y no es consigna, es tendencia!

lunes, marzo 12, 2007

Armani Sobre El Estilo


Armani dice “ es una cuestión de elegancia, no sólo de estética. El estilo es tener el valor de elegir, y también el valor de decir que no. Es encontrar la novedad y la invención sin recurrir a la extravagancia. Es gusto y cultura” .

miércoles, marzo 07, 2007

Resucitando & Interpretando


Olivier ha apostado por sus mujeres ultrafemeninos al estilo delicado de los cisnes y las rubias de cabellos suaves, eclécticos, sencillos y alborotados. Como si de La Novia Cadáver se tratara, sus muchachas lánguidas, bellas, hermosas, femeninas, chics son las mejores. Por el momento, Rochas gana aunque por cuánto tiempo ya que ¿no es Olivier gafe? Casa que toca, casa que cierra aunque también casa que toca, casa que gana un espacio en Vogue América y algún CFDA chic. Nada de puntos medios a lo Armani, Valentino o esas elegancia clásicas de la mujer 50´s ( en todos los sentidos). Nada de medias melenitas Chanel, nada de amagos… Por cierto, ¿Será Reese la nueva dama Ricci?


Olivier se ha apuntado a por las féminas ultra femeninas, como si de estilizados cisnes, como las modelos conjugaran la sencillez, la elegancia, la feminidad y el estilo de las frágiles y hermosas bailarinas. Medias de seda con cintas de raso incorporadas combinadas con una falda a la rodilla de gasa con encaje en el bajo y con un maxiabrigo de visón blanco nieve. Por si fuera poco, las bailarinas de raso ganan protagonismo y el tacón cobra fuerza! Tocados de flores invernales combinan los pétalos de raso y las perlas de rocío heladas. Melenas sencillas, despeinadas pero en tonos rubios con detalles caobas…


El gris también es tendencia. Pitillos de terciopelo rasado en gris marengo combinados con un chaleco de lana y piel en gris perla con detalles luminosos de blanco nieve. Un jersey de cuello alto con toques marengos de lana de seda es lo más si juegas a los volúmenes con las mangas, los cuellos de piel… Hay que desafiar al frío con los zapatos pero, lo más es combinar el gris con el rubio impoluto, angelical, femenino y nítido del cabello con la esencia masculina más chic!


El amarillo arrasa para Olivier. Maravilloso el diseño de corte vintage, muy diva de Hollywood con toque Chic. El amarillo parece ser el nuevo color del afirma como el Rojo Valentino, la esencia oriental de Galliano o el tweed revisado de Lagerfeld! El escote corazón ceñido por un cinturón que realza las curvas femeninas con una falda de pliegues vintage en el amarillo más arrebatador! Melena alborotada y siempre chic combinada con el amarillo más arrebatador del momento!


El gris que nos conquistó para Rochas es lo más. Lo ideal es atreverse a lucir este maravilloso diseño con cascada de volantes muy “melancolía gótica” que el diseñador ya imprimió para Rochas La Maison. Esta vez, los diseños combinan la melena alborotada, las modelos lánguidas, los ojos sfumatto con la insalvable presencia del chic invernal. Magnífico el look sirena (Tiscci, ¿dónde estás?) aunque quizá necesite algo más de white nácar… Sirenas, diosas y féminas Corpse Bride… Lujo chic…


Como si de las divas de John Galliano para Dior se tratara, las maniquíes frágiles, eclécticas, iluminadas, góticas del recién estrenando director creativo de Nina Ricci pero, esta ve 4el diseño se recubre de plumas de marabú en tonos negros que realzan el diseño como si de un ángel noir se tratara. La melena alborotada aunque con los toques chic del belga, el escote dorado con plumas y las cola sirena viva, chic, fashion… Perfect!

Magnífica reinterpretación de Rochas para Nina Ricci. Tiene detalles exquisitos pero, básicamente, continúa con el espíritu gótico-romántico que el hizo cosechar tantos éxitos para Rochas aunque, muchos ya hablan de la “mala estrella” del director creativo ya que “Maison que toca, Maison que cierra” ni su propia línea, ni Rochas, ¿ni Nina? Ya veremos…

lunes, marzo 05, 2007

El poder del Logo

Karl Lagerfeld continúa reinterpretando en Chanel. El tweed, las botas bicolor Barbarella, la melena lacia francesa, el maquillaje poupé que tanto gusta a Karl y los abrigos vintage años 40´s con cinturón ciñendo la cintura. La figura femenina vuelve, aunque en Chanel jamás se fue, pero, quizá el toque que moderniza la colección sean los estampados optical art. De todas formas, el espíritu comercial de la casa continúa de la mano del káiser de la reinterpretación. ¿25 años de tweed, perlas y camelias no son muchos?


Lagerfeld se ha decidido a desterrar aquel mito de que “Actualmente, el bolso y los zapatos no combinan” y, él ha dedicado este diseño a asegurarlo. El tartán fue el estampado más chic para el pasado hiver pero, este año los cuadros en todos los colores continúan arrasando… Los botines son un must en Chanel pero, el blanco ha sido desterrado por el crema y, están ribeteadas en cuadros. El abrigo está ribeteado en pedrería colorista y, las pulseras ocupan el espacio que las mangas han dejado libre: todos los materiales son aptos y, todos los colores son válidos. Las medias negras son la tendencia que alumbra la temporada en Chanel y, la melena rubia y lacia con un tocado en tweed para el cabello. El bolso está reinterpretado, flecos de tweed y 2/55 elevado al tamaño oversize que arrasa…


El verano y el invierno no existen para Karl. El verano es ese periodo efímero que ya explota en la Colección crucero y, el invierno es la temporada en el que el tweed sale a relucir. El rojo puede parecer reservado a Valentino o a la primavera ecléctica de Galliano pero no, Lagerfeld se decide a reinterpretarle con cuadros con ribete en blanco y con un cinturón esmaltado en blanco y en charol negro. Las pulseras continúan ganando terreno (y tamaño) junto con las carteras de mano masculinas y ultrasencillas. Las botas Barbarella este año vienen a la inversa, el negro cubre la caña y la puntera luce en crema. La melena chic parisiense es lo más!


El blanco princesa continúa siendo una inspiración para Lagerfeld. La falda tubo sube a la cintura y se aprovecha del corte imperio. La chaqueta disminuye y los puños se recubren de hilo de oro combinado con bisutería dorada y repujada al estilo art decó. Curiosamente, el collar-pendientes ya no se superpone en el cuello donde preso quedó sino que en lugar de las oureilles colgar consideramos. Perfecto! Las botas (esas sí) Barbarella clásicas salieron al catwalk. La melena lacia y electrizada es chic pero con un recogido en terciopelo y tweed…


Mono de sky años 60´s a lo Brigitte Bardot para patinar o para ir a la nieve.El estampado optical art arrasa en Aspen y, Karl (que lo sabe por experiencia) se ha decidido por el estampado geométrico en blanco y negro combinado con un pañuelo en tonos rojos ciñendo la figura. Sabemos las intenciones del maniquí en el catwalk porque los patines amarillos en esmalte lacado la delatan! Botines dorados en cocodrilo para dar el toque más chic!


Gemma Ward salió al pasarela como una poupé francesa de Courreges. Una falda tubo blanca platificada- Marc no te recuerda a tus colecciones?- y un trench en vinilo azul tinta a juego combinado con una lazada azul cielo combinado con una chaqueta azul en raso y las siempre obvias medias negras combinadas con sandalias de plataforma en gris nácar con detalles de cocodrilo. El cabello cepillado y cargado de electricidad es lo más!


El Petite Robe Noire elevado a la suma sosez. Vale que reinterpretar es tendencia para Lagerfeld pero es que crear no consiste en añadir unos toques “revolucionarios” de strass rosa fucsia con tonos lilas. Escote palabra de honor decorado con flores bicolores con mangas de corte melón combinadas con unas mangas gaseosas en gasa negra. Botines Merceditas en tonos negros combinados con medias dark en negro. Cadenas doradas Chanel oversize y la melena poupé que tanto le ha gustado al kaiser…

La colección me ha decepcionado y mucho. No es que el trabajo del káiser me guste, creo que hay que alabar el hecho que le honra: lleva 25 años reinterpretando y sus colecciones aún se venden. No creo que Karl esté aún acabado ya que para Fendi ha realizado un trabajo magnífico en la piel más chic con esos trabajos que despiertan la ira de PETA pero, para Chanel su fastuoso encanto no es lo más. La Alta Costura no nos convence, el Pret á Porter tampoco. Esta colección ha sido muy criticada, ya que no puede vivir uno de las rentas y los amagos de tendencia… De todas formas, las parisinas aún son devotas para Karl y, las damas de Chanel aún adoran la marca de las dos C

¿Mitomanía o el poder del logo?